Comienza el 2019 y llegan los primeros fríos, heladas y nevadas a Galicia. Es época de menos trabajo con el tractor siendo este un momento importante para el mantenimiento  de las máquinas de cara a las nuevas cosechas ahora que su uso es menos frecuente.

Es el momento de estar prevenidos y darle un tratamiento y un cariño especial a esta herramienta que forma parte ya de nuestras familias. Es importante que nuestro tractor esté bien cuidado y previniendo los cambios drásticos de temperaturas y la exposición a los elementos que le puedan afectar. De esta manera, cuando llegue la hora de retomar su uso intensivo, lo tendremos en perfectas condiciones para que éste no nos falle ni nos juegue una mala pasada en forma de averías o retrasos a la hora de ponerse a funcionar adecuadamente, en las mismas condiciones en las que lo dejamos en invierno.

El mantenimiento fuera de temporada es muy importante. En nuestra red comercial podréis encontrar a los mejores profesionales que, según la marca de su tractor, le podrán realizar ese mantenimiento fuera de temporada. Estos técnicos cuentan con la formación más reciente. Actuarán de forma rápida y eficiente y le ofrecerán una excelente relación calidad-precio de su tarifa por hora.

Pero hay una serie de sencillos pasos que podemos realizar antes de que las máquinas pasen a invernar:

  • Guardarlo bajo techo: Es importante guardar el tractor bajo techo o debajo de una cubierta plástica. Esto evitará que el frío las mangueras del sistema de enfriamiento. El anticongelante funcionará como una protección, si las mangueras sufren, resultará más costoso tener que reemplazarlas.
  • El combustible: para los tractores a gasolina lo recomendable es retirar el combustible que queda en el depósito. Es muy corrosiva y puede dañar las líneas de alimentación al motor. Agregar algún tipo de aditivo beneficiará al motor de arranque. Si se trata de un motor diésel, lo mejor es no retirar el combustible y dejar que se termine. Si esto sucediese, el proceso de purgar el aire del sistema de inyección puede ser una tarea engorrosa.
  • La batería: se suelen desgastar por el escaso uso durante estos meses. Si se va a usar de manera ocasional, hay que asegurarse de que los niveles de carga de la misma sean óptimos y adecuados, con el líquido lleno. Lo ideal es dejarla desconectada y de vez en cuando arrancar el tractor durante unos minutos. Si no lo realizas los días de mayor frío, el motor de tu tractor te lo agradecerá.

Estos sencillos gestos garantizarán un menor deterioro de las máquinas almacenadas durante el invierno, una puesta en marcha más rápida al inicio de la temporada siguiente y una eficiencia constante para las máquinas que usa durante todo el año.