Algunas operaciones básicas de mantenimiento del tractor que se recomiendan realizar previo a su uso, contribuyen a lograr un correcto funcionamiento, favoreciendo así su vida útil, evitando pérdidas económicas y de tiempo operativo por roturas, y se manteniendo un nivel de consumo de combustibles adecuado.

Un recorrido visual, una observación previa al uso diario es recomendable, observando que no haya manchas de fluidos en el piso del galpón, o en algunas partes del motor, depósitos, etc. Las pérdidas pueden ser eliminadas por el operario, por ejemplo apretando el tapón mal puesto o ajustando los tubos de un circuito, cambiar mangueras fisuradas, etc. En el caso de dificultades mayores, habiendo identificado la necesidad de un cambio de retenes, juntas o piezas para lo que se requiere mayor nivel de destreza o herramientas adecuadas, se recomienda que consulte un profesional debidamente formado en mecánica

Los fabricantes de maquinaria agrícola normalmente recomiendan el cambio de aceite lubricante de motor entre las 150 a 300 hs de trabajo. Debe recordarse que el aceite cumple dos funciones importantes, la lubricación de los movimientos disminuyendo el roce metal – metal y la otra no menos importante, la refrigeración de piezas que por construcción no pueden ser enfriadas por el sistema de refrigeración como el cigüeñal. Los filtros de aceite deben ser cambiados vez por medio con el aceite, es decir, cada 300 a 600 hs. El aceite lubricante del diferencial debe ser cambiado cada 1.000 hs.

Como todo circuito por donde circula un líquido, el sistema de alimentación de combustible posee un filtro el cual debe ser cambiado cada 300 hs de uso.

También es importante revisar la correa en toda su longitud, corroborar que no esté aplastada, agrietada, cortada o muy gastada. Deben tener la tensión indicada por el fabricante en el manual. El fluido de radiador se reemplaza cada 2 años ya que a partir de ese tiempo pierde sus propiedades.

Por otra parte, el cambio de fluido hidráulico y del filtro se realiza cada 1.000 horas de trabajo.

También deberíamos tener en cuenta el uso de baterías  de “cero mantenimiento”, que cuentan con un indicador que cambia de color en función de su carga.  Este tipo de batería no requiere mantenimiento y en caso de haber cumplido su ciclo o haber perdido la capacidad de almacenar energía se debe remplazar.

De todas maneras, aún teniendo en cuenta esta serie de recomendaciones, de pasos básicos a realizar, lo más adecuado es leer el manual del operador, aunque también es recomendable acudir a un técnico especialista o al distribuidor oficial.

En este sentido desde AGCO han establecido un conjunto de servicios de atención al cliente destinados a facilitar las tareas de mantenimiento y uso de la maquinaria agrícola. Una serie de productos relacionados con el servicio que incluyen garantías ampliadas y mantenimiento, telemática, tecnologías orientadas a la agricultura de precisión y recambios originales. Un completo paquete de servicios de atención al cliente y mantenimiento que va más allá de las necesarias revisiones visuales básicas. De esta manera,  los concesionarios oficiales aportan unos servicios que harán que la vida del tractor sea mucho más larga y genere menos problemas:

  1. Mantenimiento y garantía. La oferta precisa se puede adaptar en función de los requisitos del cliente teniendo en cuenta el número de años, número de horas, prestaciones de la máquina y nivel de cobertura necesario.
  2. Uso de la telemática para la gestión de maquinaria. Se ofrecen dos niveles de conectividad. El primer nivel permite al cliente acceder a Internet para comprobar personalmente las características de rendimiento y la localización de su equipo. Una versión más avanzada permite al cliente otorgar acceso para visualizar información a su concesionario local con el fin de proporcionar soluciones de mantenimiento preventivo.
  3. Herramientas de precisión como la gestión de tareas y el control de velocidad variable. Soluciones que están diseñadas para mejorar la productividad y eficiencia de toda la explotación agrícola, con un uso optimizado de costes e insumos.
  4. Recambios originales y genuinos, que garantizan un montaje y funcionamiento según las normas de calidad, asegurándoles la tranquilidad a los clientes.